Tren del Patrimonio es una historia distinta

A todos los niños y adultos que nos saludan al vernos pasar

Una historia distinta

<<En cada niño se debería poner un cartel que dijera: tratar con cuidado, contiene sueños.>>

Mirko Badiale.

Cierto es que Tren del Patrimonio es una historia distinta. Es un proyecto de ciencia, de historia y de cultura, que pretende dar a conocer personajes ilustres de los pueblos por donde pasamos, concienciar sobre el cambio climático o poner en valor las huellas de civilizaciones pasadas.

Pero éste proyecto nos está dando muchas satisfacciones, de esas que no se tocan con las manos ni se piensan con la cabeza. Si no que te llenan el alma…

Tenemos una curva muy cerrada llegando al Parque Natural Sierra de Huétor. Al tomarla, el paisaje cambia de forma radical: de estar viendo la planicie de la Vega de Granada, con sus dos salientes, Sierra Elvira y el Monte Vives, pasas a disfrutar de montañas majestuosas y llenas de Bosque Mediterráneo.

Víznar. Balcón vigilante de Granada.

En éste paseo, acabamos de dejar la Acequia de Aynadamar cuando tomamos la curva y, para avisar de nuestro paso, nuestra campana da unos toquecitos de ¡atención que somos grandes!.

Pasamos por detrás del Albergue Juvenil de Víznar y cuando termina el tren de subir la cuesta tan empinada y en curva cerrada, nuestra mirada se va al horizonte. Irremediablemente… se nos va al horizonte.

Nos nota o lo intuye… no sé cómo lo hace porque hay en medio 4 filas de casas y un descampado, pero nos siente ya desde lejos.

Desde la zona baja de uno de los barrios de Víznar, al tocar la campana del tren, pareciera como si se le levantaran las orejillas, como un cervatillo atento a su alrededor. Vamos… como si lo estuviera viendo.

Mira… no le dan las piernas para bajar corriendo y ver pasar el tren. Desde lo alto, aparece como un vendaval, agitando brazos, cabeza, cuerpo… se coloca en primera fila al filo mismito de la carretera lo más cerca que puede.

No sabemos como se llama… Ni sabemos la edad que tiene. Quizás unos 5 años y poco.

Que sí… que sí… que nos siente llegar a lo lejos.

Y una vez que nuestros ojos se cruzan… ya no hay águilas, ni Bosque Mediterráneo que explicar, ni pinturas rupestres, ni micro que funcione a la conductora. Nuestro objetivo es… saludarle con todo: con la campana, con el silbato del tren, con la mano… Hasta los pasajeros le sonríen bajo sus mascarillas saludando a tan fanático personaje. Y porque no pueden sacar el cuerpo por la ventana para agitar sus brazos y decirle adiós…

Todos los domingos está, con su sonrisa bien grande bajando a gritos para decirnos siete adiós seguidos.

¡¡¡Adiós Adiós Adiós

Adiós Adiós Adiós Adiooooooss!!!

Y es que este niño… ya forma parte del paisaje. Forma parte del paisaje desde hace un año y medio.

Ya está muy mayor. Le estamos viendo crecer domingo a domingo.

Y cuando un domingo no está… ¡Cachís! que hasta le echamos de menos.

Pues parece que este Tren es una historia distinta.

Y a las 14:00 horas de ese mismo domingo…

– Tren del Patrimonio, ¿Dígame?

-Buenas tardes. Nos gustaría ir con la familia en el tren que pasa por Víznar. ¿Cómo nos podemos subir?

– Muy buenas. Mi nombre es Mercedes. ¿Cuántas personas serían?

– Pues entre titos, abuelos y niños… de siete a diez personas.

– Es que vamos a Víznar todos los domingos y les vemos pasar. Mi hijo les saluda cuando pasan con el tren y deja de regar el huerto del abuelo para bajar corriendo a saludaros. Es un super fan de los trenes desde pequeño y ya toca subirse a éste tren.

Su nombre es Raúl

Tiene 7 años y vive en Ambroz

Y en éste mes de abril… hemos conocido a Raúl y a su familia.

Participó en la actividad EL TREN DE LAS ESENCIAS donde, además del paseo en tren, aprendió la función del olor en las plantas y cómo debemos proteger nuestros recursos para que sean sostenibles.

Nunca se ha visto niño más feliz que Raúl.

Y en éste viaje…fue él el que saludó desde dentro a otros niños y adultos que paseaban entre Víznar y Alfacar.

Gracias por el dibujo que nos has regalado. No le falta detalle: la campana, el silbato, la ventana del techo y las luces de señal luminosa…hasta tu regadera en el jardín del abuelo.

Raúl… tú sigue creciendo que nosotros te seguiremos saludando cuando te veamos bajar corriendo.

Puede que tú también tengas un Raúl en casa… ¿Te subes?

Pues sí que Tren del Patrimonio era una historia distinta

617 478 316

https://www.facebook.com/trendelpatrimonio/ https://trendelpatrimonio.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web. Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies.    Ver
Privacidad